Hace un día esplendido para esta adolescente, se ha levantado con muchas ganas pero no tiene ningún plan por la tarde, que mejor forma de pasárselo bien que con una sesión de sexo intenso, ha sacado la tarjeta de su gigolo negro y le llama para que venga.

Se ha puesto un vestido blanco sexi y le come la polla directamente al negro, no deja de babear sobre ella. El gigolo sabe como la gusta que la follen, empezar con pasión y terminar de forma brusca dejando la corrida en su coño.

(48351)

Comments are closed.