Ha sido un día duro para este par de enfermeras cachondas y necesitan relajarse un poco, que mejor forma que haciéndose un cunnilingus entre ellas y follarse con los dedos.

La morena es la más guarra de las dos, ha puesto a la rubia en la camilla y se está poniendo morada de chupar coño, la tiene abierta de piernas y la chupa el clitoris de forma muy sensual. La está gustando mucho, tiene unos gemidos que cada vez la excitan más. La rubia está super cachonda y le devuelve el favor a la morena haciendo un spiderman en su conejo.

(8092)

Comments are closed.