Una joven morenita toda inocente ha llegado a una entrevista de trabajo, pero no sabe lo que tendrá que hacer paga que ella sea la elegida en el puesto de trabajo. El jefe se lo deja claro, la pide que se quite la ropa y se coma toda su polla.

Sin quejas la niña se pone de rodillas y empieza a mamar como una guarra, no deja de pajear la polla y chupar, sabe lo que hace. De regalo pone el culo en pompa y la pega una follada brutal.

(4507)

Comments are closed.