En una agradable cena familiar empieza haber mucha tensión, ya que la hija de la madre le pone muy cachonda su padrastro, y a él también. La primera vez que el padre se va a la comida, la guarrilla de su hijastra aprovecha a seguirle y se pone a comerle la polla.

Ante las sospechas de su madre va a la cocina y les pilla, tras pegar un poco a la niña entra en razón y las dos se montan un trío entre ellos pegando bien por el coño a estas dos zorras.

(3286)

Comments are closed.