Paseando por la calle una mujer culona ha aparecido, las dimensiones de su trasero son descomunales, y va derecha a su casa para echar un polvazo con un amigo suyo negro bien dotado de polla.

La ha quitado falda y la cerda se pone a bailar twerking moviendo sus nalgas a lo bestia. Hasta que el negro la pone a cuatro patas y la folla revotando contra su culo. La está gustando tanto que no para de follar la tía hasta que se corre en ella.

(838)

Comments are closed.