Las rusas son unas adictas al sexo, sobre todo esta rusa de ojos verdes, no solo está satisfecha con una polla, sino que pide que sean tres y además ellos negros ya que la tienen más grande.

Se ha ido su marido y la tía es tan zorra que ha llamados a sus amigos los negros, enseguida se queda en pelotas y se la está chupando a uno a la vez que pajea a los otros dos. Justo tiene tres agujeros para que se la metan, una la está dando por el ojete, otro por el chocho y el último sigue por la boca.

(5491)

Comments are closed.