La secretaria rubia cachonda es la mejor empleada de la empresa pero no la paran e cargar de trabajo y se extresa demasiado, por eso al ver a su jefe que la pone super burra se acerca a él para seducirle.

Se pone a enseñarle una teta, pero este no hace mucho caso, y se va al despacho. No la da verguenza, entra en el despacho y se quita la camisa directamente, este ya no aguanta y manosea sus dos tetas chupando los pezones con fuerza. La quita la falda y encima de la mesa se la mete toda dura, la está pegando buena follada mientras ella gime como una perrita.

(956)

Comments are closed.