La tetona cachonda está lavando su coche un día calurosos de verano, para refrescarse un poco se ha mojado el cuerpo con la manguera, claro la ropa se la he pegado y se la marcan los pezones en la camiseta. El vecino está viendo todo y se le ha puesto la polla como un mástil.

Ella se ha dado cuenta y le pide que venga, se pone de rodillas y le planta una mamada que no va a olvidar, como la chupa esta putilla. Él se pone más cachondo aprovecha también para follársela de espaldas dando con sus nalgas en la polla.

(49639)

Comments are closed.